Las prioridades en tu vida

Comienzo mi historia un día en terapia, me preguntan, cuánto tiempo le dedicas a tu familia?, es decir, del 100% de tu energía cuánto destinas a tu familia. La pregunta me cayó como balde de agua helada, de antemano sabía que la mayor parte de mi tiempo se la dedicó al trabajo, al menos unas 60 hrs a la semana , sin embargo , el terapeuta me especifica, las horas que estás con tu familia, pero atendiendo tu móvil por temas laborales no cuentan; descubrí que sólo dedicó 3% de energía a mi familia. Se supone que para mi lo más importante es mi familia, por tanto algo no cuadra.

Descubrí que damos por hecho muchas cosas que tenemos en la vida, y asumimos que no lo vamos a perder, cuando en realidad debemos de procurar cada aspecto importante en nuestra vida, debemos alimentarlo y cuidarlo. También me di cuenta que somos muy malos para definir que es importante para nosotros, y solo nosotros podemos definir lo que vale la pena para nuestra vida. Parece obvio pero verán que no lo es; la mayoría de las veces nos dejamos llevar por las prioridades de los demás , porque el jefe nos lo pide, porque necesito el dinero, porque no quiero perder a alguien, por miedo, etc. Siempre tenemos una justificación. Vamos dejando a un lado nuestras prioridades, nuestros sueños, por dar gusto a terceros. Es un grave error y para salir de él, es necesario estar muy consciente.

Recuerdan la película intensamente, en la mente de la niña existen islas, la isla de la diversión, la de los amigos, la de la familia, la de tus hobbies, de la escuela, etc.

Las Canastas

En este caso hacemos el simil con las canastas, es decir, tu tienes una canasta del trabajo, una de familia, una de amigos, una espiritualidad, una de salud, una personal, etc. Y cada canasta se le debe dedicar tiempo y energía, lo que sucede cuando le dedicas el 97% de tu energía a una sola canasta, las demás pierden atención y se olvidan y para poder disfrutar de la vida es necesario atender cada canasta. Lo importante es que definas claramente tus prioridades para, en función de estas, dedicar la energía correspondiente a cada canasta.

No es nada sencillo, en mi caso comencé por tomar acciones como no ir a trabajar el sábado, así estar con mi familia, para no hacer tan violento el cambio, comencé con un sábado al mes, y así poco a poco hasta que hoy en día solo voy un sábado a trabajar al mes. Me costó mucho trabajo, me generaba mucha ansiedad, tenía que dejar mi teléfono lejos para no estar pegado al móvil, etc. Al final una vez más el ser insistente y no bajar la guardia me permitió lograr dedicar más tiempo a mi familia.

Comencé a levantarme más temprano para hacer ejercicio en las mañanas, me propuse al menos una vez a la semana desayunar o cenar con un amigo. Me tomo unos minutos al día para rezar, en el carro de camino a casa, en vez de escuchar música a veces rezo, etc. Siempre hay una manera de que comiences a cambiar ciertas actitudes o malos hábitos. El paso importante es comenzar con uno, no traten de resolver todo de una jalón porque es más difícil, es comenzar una sola canasta a la vez, per antes si siéntate a identificar tus prioridades y trabajar para ser congruente con ellas.

5 comentarios sobre “Las prioridades en tu vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: