El optimismo excesivo

El tóxico

Ahora que está de moda la palabra tóxico, en mi opinión, existen personas que positivamente son tóxicas, y hacen daño, tal vez sin quererlo; pero de pronto tanto optimismo desespera. Siempre he dicho que la vida es bella, más no es fácil, y los momentos tristes existen, las dificultades son reales; en nuestro recorrido por la vida vamos a enfrentar obstáculos, que cómo lo he dicho muchas veces, es importante afrontar, y superar situaciones difíciles; pero no significa que debamos hacerlas a un lado o ignorarlas justificando ser positivos, eso va a provocar que la situación empeore, además no hay nada mas molesto que un optimista falso, que utiliza una mascara de positvismo pero por dentro vive una amargura, tarde que temprano explota con resultados garrafales. Todos hemos pasado por esa situación que a todo el mundo le entristece y en tus peores momentos llega aquella persona “positiva” a decirte que le des vuelta a la página, cuando en esos momentos es lo que menos necesitas, eso para mi no es ser positivo, es ser muy poco empático y es muy desagradable.

Huir de tus problemas

Huir de tus problemas es ser irresponsable, si algo me gusta promover es lo contrario, hacerte responsable de tu vida, y eso implica afrontar los problemas. Como vimos es importante no preocuparse, pero si ocuparse, alguien que es positivo e inteligente usa sus habilidades para salir del problema, toma acción y espera un resultado positivo, que si no se da, busca otra manera, no desiste, insiste hasta superar el problema. De eso se trata ser optimista de buscar otros ángulos y , una vez que tomas decisiones y actúas, SE VALE ESPERAR UN RESULTADO POSITIVO.

Por tanto, ten cuidado de no caer en el falso optimista, ni dejarte llevar por personas que piensan que las tragedias no existen, que el mundo es color de rosa y que depende de ti verlo así, OJO , corres riesgos de tener consecuencias graves, si ignoras los problemas o aquellas situaciones que te producen desagrado puedes hacer que problemas pequeños se haga enormes.

La perspectiva

He escrito mucho de perspectiva y me interesa que no se confunda. Cuando hablo de ver las cosas con perspectiva no se trata de de ver positivo una situación que no lo es, por supuesto que no, cuando nos sucede una desgracia, tenemos derecho a sentirnos tristes, es parte de nuestro duelo y es una experiencia que tenemos que vivir para crecer y madurar, solamente viviendo esa experiencia y esas emociones podremos procesar el suceso, aceptarlo, aprender de él y entonces sí, ver desde otro ángulo la experiencia y superarla.

Este proceso que se describe sencillo, cuando lo vives, es sumamente complejo, y cada individuo lo llevara de diferentes formas y en diferentes tiempos; pero una vez que terminas el proceso ahora sí podrás dar vuelta a la página, mirar hacia atrás y ver todo lo que aprendiste y entonces te convertirás en alguien que ve el vaso medio lleno.

2 comentarios sobre “El optimismo excesivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: