Todo es cuestión de actitud?

Tome 2 días de vacaciones, con el objetivo prepárame para el cierre de año, darme un espacio, desconectarme y aprovechar para hacer cosas que se me imposibilitan cuando tengo agenda laboral. Una de esas actividades que disfruto y no puedo dedicar el 100% de tiempo que me gustaría es escribir en mi Blog . Traigo el tema de “la actitud” merodeando mi mente desde hace tiempo. Constantemente me hago la pregunta si realmente todo es cuestión de actitud. Me queda claro que cuando las cosas andan caminando bien en nuestra vida, mantener una buena actitud es fácil, es más, muchas veces potencializa lo bien que nos va. En cambio cuando las cosas no salen como lo planeado, pues es muy difícil mantener una buena actitud; y entramos en esos círculos vicios que tanto daño hacen. Hay muchas personas que por naturaleza saben adoptar una buena actitud independientemente de las circunstancias, sin embargo, si ustedes están leyendo esto, seguramente son como yo, que no ptertemecemos a ese privilegiado grupo. Entonces ¿nosotros tenemos la capacidad de incorporar una buena actitud ante situaciones desfavorables?; la respuesta es sí.

Considero que lograr una buena actitud en momentos dificiles engloba casi todos los temas de salud emocional que conocemos. Se requiere del uso de muchas herramientas y sobre todo fuerza de voluntad. Yo no puedo hacerlo siempre, lo intento y me esfuerzo, y normalmente me considero preparado; el problema radica en que cuando se presenta la necesidad de tener la buena actitud, la mente nos juega una mala pasada, nuestra reacción en automatico conlleva una serie de pasos que dificilmente podemos cambiar, incluso en mi caso, que trato de estar consciente la mayor parte del tiempo; me cuesta mucho poner freno a respuesta automatica de mi forma de ser ante situaciones desagradables.

No todo está perdido, algunas veces logro poner ese freno, con mucho esfuerzo claro. Para esto he aprendido que la mejor forma es buscando tener buena actitud siempre, es decir, muchas veces amanecemos con un estado de ánimo indiferente, creo la gran mayoría de las veces, comunmente le decimos “x”; en este punto no cuesta trabajo cambiar ese estado de ánimo a uno mejor, muchas veces solo es cuestión de simplemente ser agradecido, recordar todo lo bueno que tenemos en la vida, les recomiendo hacerlo al levantarse. Poco a poco verán que es mas sencillo,; hay momentos en los que me despuerto de buen humor sin razón alguna. Recordemos que la mente es como un músculo que se va entrenado y conforme practicas, desarrollas tu cerebro para afrontar los momentos complejos de la vida. Hoy día internet está lleno de sitios donde encontraras estudios científicos que corroboran que podemos cambiar. Les recomiendo leer sobre Epigenética, donde básicamente nos damos cuenta que nuestro comportamiento esta muy definido por nuestra herencia genética, sin embrago, los estímulos como pueden ser  dieta, vida social, aficiones, vicios, estrés, buenos hábitos, pensamientos, etc. influyen enormemente, y podemos llegar a modificar nuestra genética a través de estos estímulos. Este artículo lo explica muy bien:

EPIGENÉTICA

https://www.lavanguardia.com/lacontra/20110909/54213913374/lo-que-pensamos-varia-nuestra-biologia.html

Es una gran noticia, ahora tenemos la segurdad de que mientras nos esforcemos podemos cambiar aquellos rasgos de nuestra personalidad que no nos gustan tanto, lo no tan bueno es que implica UN GRAN ESFUERZO Y TIEMPO, es practicar todos los días, levantarse cada vez que te caes, una disciplina ferrea, pero no creo que exista algo más satisfactorio para una persona que el trabajar por uno mismo, no hay mejor forma de demostrarse amor a uno mismo que esforzarce por cambiar para bien, no hay mejor forma de estar motivado que el buscar a toda costa ser tu mejor versión. Cuando te enfocas en esto, suceden dos cosas maravillosas; trabajas para mejorar tu personalidad y mejoras tu autoestima. Alguien que se preocupa por ser mejor lleva implicito un grado de autoestima, eso es querese. EL problema es que mucha gente que cree que opadece baja autoestima y más bien es que no se enfoca en los pequeños signos que demuestran lo contrario.

Por lo tanto, la frase “Todo es cuestión de actitud” , ahora es más cierta que nunca. Por último y no menos importante, la actitud es responsabilidad unicamente tuya, trabaja en no caer en la respuesta automática, gestiona tus pensamientos y elige ser diferente, cuesta si, pero vale la pena…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: