5 Aspectos positivos de la pandemia en mi vida

Hoy reflexioné mucho sobre la cuarentena y las consecuencias de estar viviendo estos tiempos tan complejos; y me asombré de todas las cosas buenas que ha traido la pandemia a mi vida. Aclaro que no es que esta tragedia mundial sea buena o la considere benficiosa, no, de ninguna manera; simplemente es algo que sucedió y nos está afectando de muchas maneras. Gracias a Dios, en mi familia no hay nada que lamentar afortunadamente y en cuestión de salud mis cercanos estan bien. Sin embargo el punto no es hablar en sí de la pandemia, sino de cómo vino a cambiar nuestras vidas y si existe forma de verlo positivo.

Mi caso particular me ha ayudado a:

1. Mejorar mi salud

A raíz de la pandemia no es necesario llevar a mis hijos a la escuela, por lo tanto el tiempo que le dedicaba a esa actividad ahora lo tengo disponible. Existen 2 opciones, ocupar ese tiempo para dormir más, o aprovecharlo en otra actividad. La elección fue sencilla, ya que opté por levantarme a la misma hora y hacer ejercicio, mismo que antes del COVID, realizaba por las tardes o en las noches. El problema antes era que no todos los días tenia el tiempo disponible en las noches para ejercitarme, así que solo acumulaba cerca de 3 a 4 días por semana con actividad física intensa. Ahora, tengo disponible los 7 días por las mañanas y realizo de 5 a 6 días ejercicio.

Lograr 6 días de ejercicio en mi rutina de vida antes del COVID hubiera requerido de un sin numero de ajustes y sacrificios.

2.- Mejoró mi relación con mis hijos

Un punto similar al anterior, por que al no ser recomendable los eventos donde se congruegue mucha gente, como piñatas, fiestas, eventos sociales, reuniones, etc, ese tiempo está disponible y en mi familia lo estamos utilizando para convivir, es decir, puedo pasar ese tiempo jugando con mis hijos, haciendo tarea juntos, platicando con ellos, así como también con mi esposa. Eso ha permitido conocerlos mejor, enrender su personalidad y en esa medida he mejorado como padre y esposo.

3.- Aprendí un nuevo pasatiempo, la cocina

Si alguien me hubiera dicho hace 20 años que iba a disfrutar de hacer comida, hubiera dicho que estaba loco; jamás imaginé que podia encontrar el gusto por la cocina; y actualmente lo disfruto como pocas cosas en mi vida.

Al pasar más tiempo en casa, todos los días comia en casa, entre semana y fines de semana. Llega un punto en el que te aburres de comer lo mismo o pedir comida preparada; asi que un día viendo las redes apareció una receta que me llamó la atención y decidí prepararla; al fin de cuentas no podia salir de casa y ese fin de semana debia estar encerrado. Todo el proceso desde revisar la receta, ir por los ingredientes y posteriormente prepararlo, para que mi familia lo disfrutara, me enamoró y ahora todos los fines busco recetas para cocinar y con todo el amor del mundo cocinar para mi familia, quienes me reconocen el buen cocinero que me estoy convirtiendo (No sé si más por amor que por sabor, pero lo importante es que me acerca a ellos).

4.- Conocerme mejor

Existen menos distracciones a raíz de esta pandemia, puedo estar más tiempo solo, conocerme mejor, tener esos dialogos conmigo que me permitan enteder mas mi personalidad, mi forma de reaccionar, mi forma de pensar. Este tiempo me ha servido para darme cuenta de como funciona mi piloto automatico y poder detectar a tiempo mis reacciones no favorables. Estoy más consciente de mis acciones. Este último punto fundamental para poder gestionar adecuadamente mis emociones. Considero que en estos tiempos de Pandemia todo va más despacio, y es algo que le urgía a la humanidad, para poder valorar adecuadamente a que le vamos a invertir tiempo, ser más eficientes y poder apreciar todo lo que tenemos

5.- Valorar lo importante

Es simple, al estar más consciente automaticamente se aclaran tus valores, tus prioridades se reordenan. Este punos ha sido el mas importante, ya que reordené las prioridades de mi vida, aprendí que más que el resultado hay que valorar el esfuerzo. Aprendí que lo que tenemos lo podemos perder de un día a otro, y por tanto es importante disfrutar lo que tienes, no guardar para mañana esas experiencias tan agradables que de pronto dejamos pendientes, porque no es el momento, o porque ya habrá tiempo despúes, no, hay que vivir hoy lo que puedas vivir. La semana pasada pedí 2 días de vacaiones, lo cual para mi es muy dificil por mi formación, normalemnte pido vacaciones cuando me veo obligado a hacerlo por la familia, pero nunca lo había hecho por decisión propia, mi familia se sorprendió, pero fueron los 2 mejores días de mi vida. Los aproveché como nunca antes para vivir y experimentar con mi familia cosas simples, pero que siempre dejamos para despúes. Sin duda las mejores vacaciones de mi vida, no se compara con viajes, fiestas, compras, lo que sea. El vivir una experiencia cotidiana como jugar un juego de mesa con plena conciencia de estar disfrutando con mis hijos, no tiene precio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: