Como no darse por vencido

Insistir e insistir

No todos tenemos la capacidad para levantarnos ante los golpes de la vida, ya hablamos de resiliencia y de cómo mejorarla. En esta ocasión quiero enfocarme en lo qué pasa en nuestras mentes ante las dificultades. Hoy particularmente no es el mejor de mis días, tengo una percepción negativa de lo que queda en el año; mi mente está llena de pensamientos catastróficos que no abonan en sentirme mejor. De hecho escribí en estos momentos un poco a la fuerza, así que, si no escribo el mejor de mis posts, ya saben por qué fue. Sin embargo de eso se trata cuando hablamos de insistir, es decir, sacar fuerzas de flaqueza para hacer eso que debemos aunque no tengamos ganas o estemos motivados. Se trata de no esperar a que las cosas mejoren, es hacer que las cosas mejoren, analizar que está en nuestras manos y que podemos hacer para mejorar cada circunstancia. Por eso decidí escribir hoy, y en especial en estos momentos que no me siento inspirado, porque sé que siempre al final de un post me siento mejor, este blog me ayuda más a mi que a ustedes, cada vez que escribo algo, es porque necesito decirme a mi palabras de aliento, y créanme que funciona. Entonces cómo no darse por vencido?, como insisto e insisto, la respuesta es una vez más simple pero no fácil de ejecutar, y solo hay que hacerlo, no esperar a que las ganas por hacer nuestras tareas aparezca, que la motivación de pronto llegue a nosotros con la inspiración, no señores, eso no va a suceder nunca; la respuesta es: “ACTÚA”, Haz tu lista de tareas pendientes, siéntete productivo, haz algo, no te quedes sentado esperando a sentirte bien para comenzar a ser productivo, y por favor no seas tan exigente contigo, toma acciones y decisiones.

A las personas como yo, nos cuesta mucho dar el primer paso, nos distraemos con facilidad y postergamos cualquier tarea que no nos sintamos a gusto, y Precisamente de eso se trata la insistencia, de hacer cosas a pesar de que nos generen sentimientos desagradables, como miedo, vergüenza, ansiedad, inseguridades, tristeza, etc. De eso trata mi blog, de ayudarte a que tomes esas decisiones, que afrontes tus miedos, de explicarte que durante casi 20 años estuve sentado esperando a sentirme bien para afrontar cada situación y el problema radica en que estamos esperanzados en que algo del exterior nos cambie, cuando en realidad ese cambio debe nacer en el interior, y no les va a gustar lo que les voy a decir, pero implica mucho esfuerzo, para aquellos como yo, que la mente nos juega malas pasadas, y solemos ser pesimistas, implica una lucha para sobreponerte a los pensamientos desagradables y tomar acción esperando resultados positivos, que, cuando se dan encuentras un círculo virtuoso, pero que sucede cuando a pesar de tomar acciones, de esforzarnos y de hacer todas las recomendaciones, los resultados no se dan; aquí es donde hay que insistir seguir actuando y no darse por vencido. Es muy importante siempre tener esperanza, orar y trabajar nuestra espiritualidad.

Cuanto hay que insistir?

Es una buena pregunta, y la respuesta es, lo que sea necesario. Y no se preocupen, con el tiempo va siendo menos complicado, ya que comenzamos a disfrutar del proceso, yo lo llamo adrenalina, por que algo deben saber, y es que no hay mejor sentimiento que el alcanzar una meta que parecía imposible, y qué haya requerido de un esfuerzo fuera de lo normal, es decir, cuando tu esfuerzo produce un resultado positivo, wow, considero que subimos un escalón dentro de nuestra mejora emocional. Ahora bien, el hacer tu mejor esfuerzo no garantiza el resultado, y habrá ocasiones que no se de lo mejor, y ahí es donde mostramos de que esta hechos, ya que siempre debemos sentirnos satisfechos si dimos lo mejor de nosotros. No permitas que un mal resultado te haga caer de tu escalera emocional, aférrate a tu lugar y avanza, paso a paso.

Así que para terminar y algo que me repito constantemente es: No somos lo que pensamos de nosotros, somos mucho más que eso, mucho más que cualquier circunstancia, pensamiento o emoción; nunca dejes que nada ni nadie (mucho menos tu), te haga sentir que no mereces algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: