Cambia tus pensamientos Negativos

¿Qué son los pensamientos negativos?

No buscaré una definición en la red; les daré mi propia deficinión, y para mi, un pensamiento negativo es cualquier cosa que se cruce por tu mente que provoque sensaciones desagradables. Es simple, cualquier pensamiento que genere estres, ansiedad, preocupación, miedo, fracaso, baja autoestima, falta de confianza, tristeza, etc. es un pensamiento negativo; son parte de la vida, no podemos evitarlo y por tanto por mas que intentemos hacer que desaparezcan nunca lo vamos a lograr. Solamente vamos a sentirnos frustrados y entonces caeremos en el error de pensar que no es viable llevar una vida de manera positiva. Considero que es un error común de la gente que busca un cambio hacia el pensamiento positivo, cuando tratamos de evitar cosas, que por la naturaleza de la vida se presentan, asumimos que no es posible lograr nuestros objetivos; cuando en realidad una vez más, se trata de perspectiva y de entender cómo funciona la vida. En el post que verán a continuación, precisamente describo que la vida está llena de altibajos y que es cuestión de como vamos a confrontarlos que vamos a ser felices o infelices.

¿Es posible cambiarlos?

Por supuesto que si, pero lo importante más allá de cambiarlos es no intentar eliminarlos, ni sentirse frustrado si aparecen los pensamientos negativos. Simplemente es cuestión de aceptar que los vamos a tener y no alimentarlos, esa es la clave, es decir, una vez que se presente un pensamiento desagradable lo importante es no darle atención, es decir, tu sigue en lo tuyo, no caer en el juego de que ese pensamiento negativo nos lleve a otro y así sucesivamente, lo cual terminará en solo 2 escenarios, nos va a llevar al pasado, donde evocaremos sentimientos de culpa o fracaso; o nos va a llevar al futuro donde nos generará estres y ansiedad, asi de simple. Por tanto que nos queda hacer si no nos conviene regresar al pasado o al futuro, sólo estar en el presente. Para esto encontrarás muchas recomendaciones en la red, sobre meditación, ejercicios de respiración, etc. utiliza el que más te acomode, para mi el mejor es el de la respiración, de 4 segundos:

Estos son los tres pasos del ejercicio:

  • Cierra tu boca e inhala el aire a través de la nariz. Cuenta hasta cuatro.
  • Aguanta la respiración durante siete segundos.
  • Espira completamente el aire de tus pulmones durante ocho segundos.

No todos los pensamientos negativos son malos

Es importante aclarar que los pensamientos negativos tienen una razón de ser, existen por algo y ese algo es indispensable para nuestra superviviencia, es decir, de no ser por los pensamientos negativos no podriamos anticipar catastrofes, accidentes, situaciones que nos pongan en peligro, desde un riesgo para nuestra vida, como para nuestro desarrollo, por tanto hay que saber como gestionar estos pensamientos, una vez más aparece la palabra mágica gestionar, y ojo ya que podemos caer en el extremo del optimismo excesivo. La buena noticia es que tengo la herramienta perfecta para esta gestión, y es solamente responder una pregunta en cuanto aparece el pensamiento negativo, la cual hay que hacerse después de que reliazas los ejercicios de respiración o meditación, es decir estando tranquilo. La pregunta es: ¿Este pensamiento me sirve de algo, que valor agregado me da el tener ese pensamiento en mi mente?

Y los pasos posteriores a responder la pregunta son simples, más no fáciles. Si la respuesta es “no me sirven”, piensa otra cosa, ponte a hacer algo que no tenga relación con el pensamiento, distraete y enfocate en cosas que si te agreguen valor, aqui encontraras muchas maneras de ser productivo. Si la respuesta es “si me sirven”, responde otra pregunta ¿Qué puedo hacer yo para capitalizar los beneficios?. es decir, no te enfoques en el pensamiento o en lo que pueda pasar, piensa en lo que puedes hacer y como lo vas a hacer, es decir, toma acción.

Pondré algunos ejemplos. “Que va a pasar si pierdo mi trabajo por la pandemia”. Este pensamiento es terrible, no me agrega valor de ninguna forma, estoy teniendo un pensamiento de algo futuro, por donde lo quieras ver no agrega valor. Un ejemplo contrario sería. “Mañana tengo una presentación importante y estoy nervioso”. Una vez más estas en el futuro, solo que está vez si me sirve ese pensamiento, que pasa si me dedico a preparar mi presentación y prepararme yo, para hacerlo de la mejor manera posible, eso por supuesto me va a ayudar, la clave es tomar acción, no solo pensar en lo que pueda o no suceder, sino tomar acciones y enfocar tu atención a eso. Otro ejemplo y un poco más complejo. “Reporbé un examen” , y en mi mente solo tengo presente ese pensamiento desagradable; me sirve de algo pensar en que reprobé?. No mucho, es un evento pasado que no tiene vuelta atrás, pero si nos agrega valor como parte de un proceso de aceptación y podemos capitalizar el pensamiento preparándonos mejor para el siguiente examen, y una vez más tomando las acciones pertinentes.

En resumen lo importante es capitalizar de alguna forma los pensamientos negativos y eso lo hacemos traduciendolos en acciones que agreguen valor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: